Busqueda:

Existe el cerebro Gay?

Varias publicaciones médicas han dado a conocer la noticia.

Un equipo de científicos suecos, pertenecientes al prestigioso Instituto Karolinska, ha levantado la polémica al declarar que el cerebro de los homosexuales presenta diferencias respecto de uno heterosexual.

Una de los resultados hallados se relaciona con la simetría de los hemisferios y determinadas conexiones nerviosas que presentan diferencias según se trate de un individuo heterosexual u homosexual.

La investigación ha empezado por comprobar que gays y lesbianas procesan los olores de manera diferente a una persona atraída por el sexo opuesto. Miembros del equipo han explicado que el cerebro de una mujer hetero presenta el hemisferio derecho más grande que el izquierdo y esta misma característica, paradójicamente se observa en varones homosexuales.

Las lesbianas tienen el cerebro más simétrico, que se asemeja al cerebro de un varón heterosexual. De ahí que concluyan diciendo que el cerebro de una mujer lesbiana está masculinizado y el de un varón gay está feminizado.

Mediante una tomografía, los médicos también han podido descubrir que existen diferencias en una región llamada amígdala, estructura bilateral que se haya una en cada lado del cerebro, y que está implicada en el proceso y almacenamiento de las emociones.

En el caso de los hombres gays este pequeño centro informativo se asemejaba al patrón femenino heterosexual, mientras que la amígdala derecha de las lesbianas presenta similitudes a la de los varones heterosexuales, y es la dominante.

El estudio ha contado con la colaboración de 90 hombres y mujeres. 50 de ellos heterosexuales y 40 homosexuales. Todos de ellos olieron sustancias hormonales tanto femeninas como masculinas.

Las mujeres heterosexuales develaron que las feromonas masculinas y femeninas son agradables de igual manera.

En cambio, los hombres heterosexuales y las lesbianas prefirieron las femeninas. Aquellos varones atraídos por el sexo opuesto explicaron, al igual que las lesbianas, que las hormonas masculinas eran muy irritantes.

El procesamiento de la feromona masculina se realizó en el área cerebral que se relaciona con el olfato, mientras que la femenina se procesó en el hipotálamo, eje vinculado a lo sexual. Hay investigadores que aseguran que nada es innato, sino que se van adquiriendo las tendencias dependiendo del ambiente y patrones culturales, entre otras cosas.

“En la amígdala se concentra toda la información de los sentidos y sentimientos, pero no sabe decidir qué cosa es buena o mala salvo que se le enseñe a hacerlo”, explica el profesor argentino de fisiología humana Marcelo Lazarraga.

De esta manera, los agentes culturales y biológicos serían capaces de modificar física y químicamente el cerebro. Aunque todavía no se sepa a ciencia exacta si la orientación sexual se elige o se nace con ella, la investigación otorga una herramienta más para acercarse a la verdadera respuesta que puede ser incluso más de una.

6 comentarios:

  1. Anónimo26/2/12 5:59

    Y cómo tienen el cerebro los bisexuales/pansexuales/asexuales, por ejemplo?

    A mí esto me suena a proselitismo anti-gay del tipo "la homosexualidad es una enfermedad, sólo tienes que educar a tu amígdala para curarte." De todas formas, 90 personas es una muestra muy pequeña para sacar conclusiones, sobre todo de las que huelen a prejuicios sociales (lesbianas = mujeres masculinas ; gays = hombres femeninos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me suena a todo lo contrario. Así como se hacen estudios de las diferencias entre hombre y mujeres, también se pueden hacer este tipo de comparaciones.
      Me parece que esto nos acerca más a entender que todos somos iguales y la orientación sexual es algo que tal vez se traiga de nacimiento, o no, pero sucede.
      El problema es que todavia la sociedad discrimina lo distinto, y los que no son hetero, todavía no terminan de ser susceptibles a cualquier comentario que se haga sobre ellos.

      Estamos en una nueva era, donde me parece, que ya es hora de asumir quienes somos y punto.
      De hecho, lo primero que debemos hacer es aceptarnos a nosotros mismos y punto. Si el resto nos acepta, es problema del resto.
      Seamos lo que seamos. Hetero, bi, homo...asexuados...no importa.
      Solo es cuestion de SER...y nada mas.
      No te sientas tan tocado amig@. Este es un estudio de buena fe, no de proselitismo.

      Un abrazo!
      Cirkel

      Eliminar
    2. Anónimo2/3/12 7:43

      Este artículo y la interpertación de los datos de la investigación son una mierda, así como las perspectivas determistas de diferenciación de géneros basándose en la estructura cerebral. La estructura cerebral es algo que se va construyendo (como otros tejido, mi cuerpo se parecerá más al de un hombre si soy una mujer deporitsta por ejemplo (tya uqe los hombres tiene por lo general más masa muscular), así un músico tiene un lóbulo temporal mayor y con más campos neuronales en actividad que un masajista, que a lo mejor le sucede eso con su lóbulo parietal.
      Además de esto, el cerebro cambia según qué eventos y fenómenos vitales(contextos, personas, experiencias...) te sucedan.
      Cuidado con las diferenciciones deterministas entre unos y otros o fomentarás que a los 13 años e le hag aun escáner a todo el munod para ver si eres gay o no según tu cerebro, no se trabaja en aceptación haciendo distinciones y diferenciaciones estructurales (o genéticas), además, puede que un cerebro (de una mujer homosexual sea más parecido al de un hombre heterosexual porque, a lo largo de la vida, atiende más a los mismos estímulos que él (mujeres, sexo con mijeres...) y tu cerebro se 'estructura' de forma más similar al de él. Si atienderas a los estímulo que normalmente atiende una mujer heterosexual probablemente tu cerebro se parecería más al de ella.
      No tenemos cerebros diferentes porque el cerebro es un tejido que se conforma a medida que vivimos y además puede cambiar en cualquier momento,a expensas de lo que vaya succediendo (roles vitale sy experiencias como te decía antes.
      Las diferencias estructurales de naciemiento entre hombre y mujer son mínimas (peso, torque y algunas cosas más)y nada determinantes a la hora de 'ponerse cachondo' con u hombre o una mujer.
      Defender las teorías neuroanalíticas y genetistas para explicar lo que nos diferencia como individuos es darwinismo social, y esa perpectiva encierra a los individuos y ofrece razones para su clasificación desde el nacimiento. Clasificar es malo, porque las categorías son muy pequeñasn para que quepa nadie.

      Soy lesbiana, y neuróloga.
      B.

      Eliminar
    3. Todo muy bien, pero por lo menos antes de decir que es una "mier..." podrías haber dicho que no estabas de acuerdo o algo así.
      No es una mier...solo porque tu no coincidas con esta exposición. Porque sino, tendríamos que entender a quien dice que los homosexuales son una mierd...porque no coinciden con ellos, y tampoco me parece aceptable.

      Hasta que la sociedad no comience a aceptarse REALMENTE unos con otros y respetarse, no vamos a poder ser una sociedad unificada.
      Somos todos iguales, venimos del mismo lugar, y nos vamos al mismo sitio...porque no nos preocupamos por amarnos y dejar de clasificarnos y clasificar cada cosa en el planeta?.

      Algún dia sucederá, tengo la fe de que asi será.

      Un abrazo!
      Cirkel

      Eliminar
  2. Anónimo2/3/12 7:45

    siento los fallos de redacción, mi teclado está roto.
    B

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3/9/13 1:07

    DEFIENDO LA TEORIA QUE DICE QUE LA PERSONA NACE, PERO TAMBIEN QUE NUESTRO ENTORNO NOS HACE SER QUIENES SOMOS. HAY QUIENES NACEMOS CON TENDENCIAS HETERO U HOMO Y ESO NO QUIERE DECIR QUE SEAMOS DIFERENTES SOLO QUE MARCAMOS DIFERENCIA ES TRISTE QUE NISIQUIERA LOS HOMBRES HOMOSEXUALES O LAS MUJERES HOMOSEXUALES SE SIENTAN EN PLENA LIBERTAD DE EXPRESAR SU LIBRE PERSONALIDAD QUE SE COHIBAN POR EL QUE DIRAN EN UNA SOCIEDAD TAN IGUALITARIA COMO LA QUE EN LAS ULTIMAS DECADAS PROMULGAMOS SOY UNA MUJER HETEROSEXUAL PERO DEFIENDO LA LIBERTAD DE GENERO POR QUE SOY MADRE Y SIMPLEMENTE AMO A MIS HIJOS Y CUALQUIERA FUERA SU DESICION A LA HORA DE ESCOJER SU IDENTIDAD LA ACEPTARIA.

    ResponderEliminar